Viernes 28 de Abril del 2017 - 09:02

Cresto destaca el trabajo en equipo para ayudar a las familias inundadas

“Estamos avanzando en la etapa final del proceso de relocalización de las familias que sufrieron la inundación en diciembre de 2015”, dijo el intendente Enrique Cresto desde el predio conocido como “ex-Agua Patito”, donde se emplazan las viviendas y se construye el nuevo barrio de la ciudad.

“Es un momento histórico, fruto del consenso y del trabajo en equipo”, subrayó el presidente municipal y precisó que “son 31 familias que estaban en cuatro lugares distintos, en el Polifuncional, en Club Nébel, en el ex Bagley y en Carretera La Cruz, muchas desde la última inundación, y otras de inundaciones anteriores”.

Diciembre trae buenas noticias para las familias que sufrieron la última gran inundación y tuvieron que erradicarse de sus terrenos por estar bajo la cota 14. “Estas familias no van a pasar nunca más las fiestas de Navidad y de Fin de Año en un centro de evacuados”, resaltó el presidente municipal. Luego de un “proceso articulado entre el municipio, el gobernador Gustavo Bordet, el Ministro Frigerio y el presidente Mauricio Macri, llegamos a este momento que es histórico para Concordia”, valoró Cresto.

Treinta y un familias, que estaban alojadas en distintos lugares, comienzan a instalarse definitivamente en el nuevo barrio de la ciudad, en la zona noroeste, en el predio conocido popularmente como ‘ex-Agua Patito’. “En un momento de mucha tristeza nació el Consejo de Emergencia”, recordó Enrique Cresto, “con todas las instituciones de la ciudad, con todos los partidos políticos, con todos los concejales y la articulación con el Gobierno Provincial y Nacional. Ese Consejo de Emergencia fue el que trabajó en todos los pedidos y en todas las gestiones, en la solicitud de los ATN que recibimos para afrontar la emergencia, en la solicitud de las obras en la Defensa Sur, el pedido de estas viviendas, y en las gestiones por la nueva planta potabilizadora de agua”, enumeró. “Hoy todo es una realidad, y es fruto del consenso y del trabajo en equipo”, subrayó.

Operativo Relocalización

Mientras las familias conocían sus nuevos hogares y comenzaban a instalarse, el intendente -quien supervisó el operativo de traslado- comentó que “la relocalización es un trabajo que se da progresivamente. Se conformó hace unos meses el Consejo de Relocalización, integrado por representantes de todos los partidos políticos y de distintas instituciones. Este Consejo es el encargado de definir cómo se va dando el proceso de traslado de las familias”, indicó.

“El Consejo definió que estas familias debían trasladarse ahora, y luego continúa el proceso con las restantes familias, a medida que las viviendas vayan llegando y se avancen con todas las obras que se están haciendo. Es algo progresivo”, reiteró.

“Desde la Municipalidad y desde el Consejo de Relocalización se viene trabajando en el acompañamiento de cada familia, porque no es solo trasladarlos, sino atender aspectos sociales, sanitarios, habitacionales, de inclusión educativa, para que cada familia pueda comenzar esta nueva etapa con una mejor calidad de vida, dejando atrás para siempre el temor de las inundaciones”, explicó Cresto.

“Aquí intervienen distintas áreas de la Municipalidad, de la Secretaría de Desarrollo Humano, de Obras y Servicios Públicos, el Instituto de la Vivienda, de la Secretaría de Gobierno, el EDOS que trabajó intensamente para que esté todo en condiciones”, describió, “pero además hay gestiones que recibimos el apoyo de distintos funcionarios provinciales y nacionales, porque este barrio va a tener cordón cuneta, iluminación y asfalto, en el barrio y en los accesos, y para lograr esto se requiere de una articulación permanente, diaria, entre la Municipalidad, la Provincia y la Nación, que es la forma en que venimos trabajando”.

Una nueva vida

“En este predio se instalarán las 100 viviendas Toyota que adquirió el Gobierno Nacional. El IAPV va a construir las restantes viviendas para completar el barrio, y además se realizarán ampliaciones a las viviendas que ya están instaladas, porque hay una decisión que junto al Ministro Mauro Urribarri y al Ministro Rogelio Frigerio, transformamos en gestiones, para que estas familias no sólo se olviden del problema de las inundaciones, sino que mejoren sustancialmente su calidad de vida”, sostuvo Cresto.

También, agregó, “hay que destacar el apoyo que nos brinda la Policía de Entre Ríos y Gendarmería Nacional, quienes acompañaron desde un primer momento, sobre todo en aquellos días de urgencia cuando el río crecía, pero también ahora, que requiere de mucha organización”, dijo. “Y también la dedicación de cada uno de los integrantes de los equipos locales que trabajan en el territorio, que tienen el contacto directo con cada familia, que los acompañan en el cambio de vida para mejor que están teniendo. La sociedad debe saber que este proceso de relocalización no es sencillo, y significa para Concordia un momento único que seguramente adquirirá más relevancia con el pasar de los años”.

Consenso para la transformación

Tras enfatizar que es “histórico” todo el proceso que se viene dando, Cresto observó que “si nos remontamos a diciembre del año pasado, cuando asumí como Intendente, que la inundación nos obligó a cambiar los ejes que nos habíamos propuesto para los primeros meses, y nos enfocamos en lo que estamos viviendo hoy, podemos ver el esfuerzo, el compromiso y la dedicación de muchos funcionarios, locales, provinciales y nacionales, y de muchas instituciones. Y el fruto de gestionar en base al consenso, poniéndonos todos la camiseta de Concordia”, concluyó.

 

Deja un comentario