Lunes 18 de Diciembre del 2017 - 02:12

Comercios de Santa Fe registran una fuerte caída del Ahora 12 y 18

La metodología que desde el gobierno nacional se puso en marcha por medio de Precios Transparentes, a través de la cual se obliga a los locales a diferenciar los costos de las transacciones ya sea de contado, con débito o con tarjeta de crédito, generó un importante impacto leve en las ventas.

José Lilino, presidente de la Cámara de Artefactos del Hogar de Santa Fe y a su vez presidente de la Federación Argentina del Comercio en Artefactos para el Hogar y Afines, dialogó con UNO sobre el panorama que atraviesan los locales que representa.

La metodología que desde el gobierno nacional se puso en marcha por medio de Precios Transparentes, a través de la cual se obliga a los locales a diferenciar los costos de las transacciones ya sea de contado, con débito o con tarjeta de crédito, generó un importante impacto en aquellas que se realizaba por medio del plan de pago Ahora 12 y Ahora 18, pero insuficiente para afrontar la crisis del sector.

En ese sentido, Lilino sostuvo que a pesar de la caída en torno a este medio de pago, no están en condiciones de brindar un porcentaje en torno a esto, ya que hubo veinte días en los cuales reinó la incertidumbre y las operaciones no se acomodaban bajo esa metodología, la cual destacó venía dando buenos resultados.

“El tema pasó más por ese aspecto que por una retracción de ventas. En la ciudad de Santa Fe, han caído, pero desde el sector que integro creemos que es por la incertidumbre y el traspaso del precio”, aseguró el referente a nivel federal y local de la Cámara de Artefactos para el Hogar y Afines.

Al respecto no dudó al calificar como “horribles” los primeros quince días de febrero, en los cuales no funcionaban ni el Ahora 12 o el Ahora 18. “La gente estaba como noqueada con este tema y no sabía cómo acomodarse”, explicó.

En los últimos días se pudo observar una mayor tranquilidad por parte de los clientes, quienes se están habituando a la forma de comercialización y a diferenciar las distintas categorías de pago. A pesar de esto, Lilino aseguró que esto demandará aún un poco más de tiempo.

Sin embargo, el referente aseguró que estas modificaciones benefician a los integrantes del sector. “Para nuestro sector vemos que nos pone en un plano de igualdad ante las grandes cadenas porque podemos tratar de equiparar a los precios de contado –aseguró Lilino–. Desde ahí tenemos las herramientas para analizar cómo lo podemos llevar a cabo en el tiempo, para ver si se hace redituable o no esta operatoria”.

El titular de la Cámara de Artefactos aseguró que hoy los clientes empiezan a observar el abanico de ofertas que se plantea desde los comercios locales. En ese panorama y a pesar de la baja, el Ahora 12 sigue siendo el medio de pago más conveniente, dado que tiene una tasa de interés muy accesible. “Un producto de 1.000 pesos va a estar saliendo 1.140 pesos en 12 pagos y con la tarjeta de Banco Nación le saldrá 1.190 pesos, o sea es una tasa muy accesible”, explicó el empresario.

Al respecto destacó que los costos se acomodaron ante la distorsión que reflejaban como consecuencia de los intereses que los locales debían cubrir ante el costo que las tarjetas imponían y los cuales no significaban una ganancias para los comercios.

En relación a los negocios que siguen ofreciendo el Ahora 12 sin trasladar el costo de financiación a la compra, el titular de la Cámara de Artefactos sostuvo que en estos casos dependerá de la avidez del consumidor.

Esperando la reactivación

En relación a la reactivación del consumo, Lilino aseguró que el sector mantiene una postura escéptica sobre lo que pueda suceder de ahora en adelante en materia económica.

“Suponemos que va a ser un año no solo de transición, sino de una meseta con pequeños repuntes”, manifestó.

En ese sentido, adelantó que esto dependerá mucho de las acciones que pueda tener cada comercio particular, cada banco o cada rubro más que nada. “Podemos llegar a tener un invierno duro para ayudar a vender productos de calefacción, pero va a ser un año muy frío económicamente”, recalcó el empresario.