Viernes 25 de Mayo del 2018 - 05:59

Los casinos y el cine: Una relación más allá de las apuestas

El cine siempre tuvo una relación cercana con el universo de los casinos: apostadores y estafadores van de la mano en la pantalla. Resulta que los personajes que arriesgan sus vidas en pos de una recompensa lucrativa son igual de interesantes que aquellos que utilizan la estafa y/o el engaño para tomar atajos a la hora de conseguir el anhelado sueño americano.

Pero dicha relación no data de tiempos inmemorables sino que comienza en la década del sesenta, donde una serie de películas con la sala de juegos como locación central se presenta con la misma fuerza que la figura del antihéroe protagoniza los films. Acontecimientos como la muerte de Kennedy y la Guerra de Vietnam ponen en crisis los valores norteamericanos y dan paso a este personaje villano por definición pero bueno ante un contexto peor que él donde la corrupción y el delito son moneda corriente.

Una de las primeras películas con la palabra “Casino” en el título es la versión de 1967 -no autorizada- de una novela con el personaje de James Bond, cuya remake -autorizada- data de 2006 y se llama “Casino Royal”. Otra remake de una película de antaño la lleva a cabo Steven Soderbergh con un gran elenco y tiene dos secuelas en su merced producto del éxito obtenido. El film original de 1960 en que se basa “La gran estafa” (Ocean Eleven, 2001) contaba con Frank Sinatra y Dan Marvin entre los protagónicos.

Esta tradición de películas se vio reflejada en el cine de los años ochenta con un giro hacia el boom financiero -en pleno desarrollo- mediante personajes que asumían su acrecentamiento de cuentas como una suerte de juego de salón ¿qué es Gordon Gekko, el personaje de Michael Douglas en “Wall Street” (1987), sino un apostador innato? Querido y maldito a la vez cuyo rol cuenta con una secuela contemporánea -“Wall Street: El Dinero Nunca Duerme”- también bajo la dirección de Oliver Stone.

En los años noventa Martin Scorsese utiliza su reconstrucción crítica de la historia -y con ella del sueño americano- para hacer su opus Casino (1995), narrando la creación mafiosa de la ciudad de Las Vegas con un gran Robert De Niro en el protagónico. En 2014 retoma la estructura para “El lobo de Wall Street” (The wolf of Wall Street, 2014) con Leonardo DiCaprio a la cabeza para hablar de los desmanes financieros que provocaron la crisis en EE.UU. El giro vuelve a repetirse en la historia del cine.

500 Internal Server Error

Internal Server Error

The server encountered an internal error or misconfiguration and was unable to complete your request.

Please contact the server administrator at webmaster@plazademayo.info to inform them of the time this error occurred, and the actions you performed just before this error.

More information about this error may be available in the server error log.