Martes 28 de Marzo del 2017 - 23:33

San Lorenzo perdió con Paranaense y puso en jaque su clasificación

El “Ciclón” cayó 1 a 0 con el equipo brasileño por la segunda fecha del Grupo 4 de la Copa Libertadores de América. “Lucho” González anotó el gol a los 4 del primer tiempo.

Atlético Paranaense, con la victoria, quedó primero en el grupo con 4 puntos; uno más que Flamengo de Brasil (3) y tres por delante de Universidad Católica de Chile (1); mientras que San Lorenzo, con la caída (la segunda) quedó último sin unidades.

El conjunto local, con el 4-2-3-1, padeció en los 45 minutos iniciales la inteligencia y el excelente trato que le dio a la pelota Atlético Paranaense que, con un 4-5-1, fue mucho más profundo y peligroso en ataque.

El equipo de Diego Aguirre lució perdido, se vio desbordado por su rival -que marcó el ritmo de juego-, y además le costó mucho generar fútbol.

A esta altura ya es un hecho que San Lorenzo siente las ausencias de Sebastián Blanco y el uruguayo Martín Cauteruccio, que migraron al fútbol estadounidense y mexicano respectivamente, para llegar al arco rival. Es que Ezequiel Cerutti y Bautista Merlini, sus reemplazantes, no gravitaron.

Y encima, a los 4 minutos, Atlético Paranaense se puso en ventaja con un gol de cabeza de ‘Lucho’ González, un ex Huracán, tras una muy buena jugada colectiva.

San Lorenzo, que apenas llegó, a los 8 minutos, con un remate desde afuera del área de Nicolás Blandi, su mayor carta ofensiva, sufrió el ‘toqueteo’ de su adversario y también su falta de ideas futbolísticas.

Después Atlético Paranaense tuvo campo y pelota. Y además Nikao y ‘Lucho’ González, a los 29 y 39 minutos, desperdiciaron sendas chances de gol.

Aguirre, frente a esto, en el segundo tiempo mandó a la cancha a Rubén Botta, lo más parecido a un enganche que tiene el plantel, por el defensor uruguayo Mathías Corujo, responsable -en parte- del gol de ‘Lucho’ González.

Y la primera buena señal se produjo al minuto con un remate de Merlini que se fue muy cerca del palo izquierdo.

Pero 60 segundos más tarde el arquero Sebastián Torrico evitó el segundo gol frente a un disparo de Matheus Rossetto. Y el ‘Cóndor’, a los 9 minutos, respondió otra vez ante un tiro de Felipe Gedoz, de buen partido.

Eso fue la imagen del segundo tiempo: un partido de ida y vuelta, de tránsito rápido en la mitad de la cancha y con llegadas en ambos arcos.

San Lorenzo, con el transcurrir de los minutos, se adueñó de la pelota, y el volante paraguayo Néstor Ortigoza, a los 16, 20 y 23 minutos, tuvo el empate. El cambio principal fue de actitud más que futbolístico.

El equipo local chocó con la solidez de Paulo André, Thiago Heleno, los dos centrales, que ganaron todo de arriba, y con la figura del arquero Weverton, que respondió cada vez que lo exigieron.

Encima, a los 30 minutos, Blandi erró un penal, cuando 60 segundos más tarde Ortigoza, un especialista en la materia, dejó el campo de juego lesionado. Ni siquiera el tiro del final le salió a un San Lorenzo que se acordó tarde de jugar, pero que mereció largamente al menos el empate.

 

Deja un comentario