Viernes 28 de Abril del 2017 - 09:12

Paraná: Macri volvió a rechazar la paritaria nacional docente en medio de fuertes escraches

El presidente visitó la ciudad de Paraná, Entre Ríos, bajo un fuerte operativo de seguridad. Realizó una conferencia de prensa donde volvió a ignorar la paritaria nacional docente. “La responsabilidad de discutir salarios es de los gobiernos provinciales, porque los docentes son empleados provinciales”.

El presidente Mauricio Macri visitó la ciudad de Paraná, Entre Ríos, bajo un fuerte operativo de seguridad y sin tomar contacto con los vecinos de la capital entrerriana. Realizó una conferencia de prensa donde volvió a ignorar la paritaria nacional docente. “La responsabilidad de discutir salarios es de los gobiernos provinciales, porque los docentes son empleados provinciales. Cada gobernador debe decidir su acuerdo salarial y ese es el camino”, aseguró.

Fue a Paraná, Entre Ríos, y los agentes de seguridad formaron un fuerte cordón que no permitió el contacto de los manifestantes con el Presidente.

Carteles con leyendas como “Cambiemos = Hambre” y “Macri, Paraná tiene hambre” fueron los que recibieron a Macri.

En la misma jornada, varios gremios, docentes y estatales, intentaron entregarle un petitorio al presidente sin poder llegar a tomar contacto con él a raíz del fuerte operativo policial montado.

Luego, los sindicatos emitieron un comunicado en conjunto:

La visita de Mauricio Macri a Paraná estuvo rodeada de hermetismo, recién en las últimas horas se conoció una agenda posible.

Los sindicatos del Frente Sindical Docente y ATE, junto a la presencia de ambas CTA partieron desde la Carpa Blanca y ATE con un grupo de delegados con el objeto de entregar una declaración conjunta dirigida al gobernador Bordet y al presidente Macri.

Una de las trafic llegó hasta 200 metros del ingreso al aeropuerto y fue rodeada por móviles de la policía y detenida. Cuando los docentes intentaron bajar para seguir caminando la policía se los impidió y rodeando el transporte los obligó a retirarse hasta dos kilómetros donde había un vallado policial. Entre los docentes se encontraban el Secretario Adjunto de AGMER, Alejandro Bernasconi, el Secretario Gremial, Manuel Gómez, el Secretario General de la seccional Colón de AGMER, Mauro Medina, y delegados de Paraná, Colón y Gualeguay, que en este día se hacían cargo de la Carpa Docente instalada como protesta frente a la Casa de Gobierno provincial. Mientras tanto vigilantes de civil filmaban a los docentes.

Ya del otro lado del lejano vallado se sumaron compañeros de ATE, AMET, UDA, ambas Centrales de Trabajadores Argentinos y de la corriente sindical Agustín Tosco. Desde allí se intentó reiteradas veces que se permita que una comitiva de cada sindicato entregue el documento tanto a Macri como a Bordet, la policía lo impidió reiteradamente. Nadie sabe por dónde y cuando llegaron luego de los apresurados actos protocolares al aeropuerto.

A 3 kilómetros escondidos en el aeropuerto y lejos de la gente, llevaron adelante una conferencia de prensa en la que se aseguraron la cobertura mediática de un nuevo discurso de ataque a los trabajadores y legitimador de la ofensiva por achicar los recursos del Estado, reinstalar lógicas competitivas y meritocráticas y limitar aún más los márgenes de autonomía provincial.

En esas horas en la Casa de Gobierno provincial se entregaba a los sindicatos docentes una propuesta de aumento salarial insuficiente, a la vez que se ninguneaba la convocatoria y propuestas a otros sectores de la administración pública.

Una horas antes los trabajadores del IAPV, estaban de asamblea junto al Secretario General de ATE Oscar Muntes -que luego participó de la comitiva que intentó dialogar con el presidente-; allí la preocupación era que la nación cortaba el financiamiento de los convenios para construcción de viviendas en la provincia, gran parte convenios con sindicatos de trabajadores.

Es oscuro y triste un país en que un presidente se esconde y escapa de los trabajadores sosteniéndose solo en las ficciones construidas por las coberturas mediáticas y las redes sociales; y son tristes y oscuras las provincias en que los gobernadores sólo piensan en subordinarse para sobrevivir lo posible, solo para retrasar el momento del colapso.

De trasfondo, en el vallado a tres kilómetros, los trabajadores seguían cantando “La cumbia de la unidad la bailan los trabajadores…, y el gobierno no la baila porque son ajustadores; y el gobierno no la baila porque porque son explotadores.

Fuente: Agencia APU

 

Deja un comentario