Lunes 25 de Septiembre del 2017 - 14:02

Maduro dice que decisión de la Iglesia católica venezolana de no sumarse al diálogo desoye orden del Papa Francisco

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, reiteró este martes el llamado al pueblo para consolidar la unión como elemento fundamental para la paz del país. En ese contexto lamentó que altos representantes de la iglesia católica se negaran a participar del debate constituyente. “La gran mayoría de nosotros somos católicos y el Papa Francisco ha dado una orden de diálogo y más diálogo”.

“Llamo a la unión nacional de los venezolanos y venezolanas que queremos paz, que queremos democracia, que queremos libertad, que queremos un país soberano, orgulloso de su raíz, que queremos trabajar”, expresó el jefe de Estado durante una reunión de consejo de ministros en el Palacio de Miraflores, transmitida por Venezolana de Televisión.

Asimismo, resaltó la necesidad de consolidar la unión bajo la movilización popular. “Es necesario elevar la movilización, la lucha, la batalla por defender el derecho a la paz, a la soberanía, a la vida de nuestro pueblo y seguir saliendo hacia delante”.

En su alocución, celebró el trabajo que lleva acabo la Comisión Presidencial para la Asamblea Constituyentes tras impulsar el diálogo nacional con todos los sectores del país. En este sentido, Maduro lamentó que los representantes de la alta jerarquía de la iglesia católica reunida en la Conferencia Episcopal Venezolana no se haya incorporado al debate constituyente, por lo que extendió una vez más la invitación a este sector.

“Les sigo haciendo un llamado respetuoso a que escuchen, a que hablen, a que dialoguen, que abran las puertas a su corazón al diálogo porque nosotros también somos cristianos, la gran mayoría de nosotros somos católicos y el Papa Francisco ha dado una orden de diálogo y más diálogo”.

Indicó que algunos sectores extremistas sostendrán la promoción de la violencia como parte de una agenda golpista, para llegar de forma inconstitucional al poder político.

“La MUD (Mesa de la Unidad Democrática) se ha negado a dialogar (…), su único camino, sin retorno, se ha convertido en la violencia, la violencia callejera, el ataque terrorista, con grupos armados que atacan la fuerza pública, que atacan instalaciones policiales”.

Ante los planes golpistas de estos sectores de la oposición, el Gobierno Bolivariano reforzará el diálogo “libre, diálogo, amplio, agenda abierta para hablar de todos los temas”.

“El camino de Venezuela es y va ser el diálogo (…) el respeto, la armonía, el respeto a las diferencias”, reiteró.


Fuente: AVN