Lunes 25 de Septiembre del 2017 - 14:03

Seis consejos para leer más rápido y comprender lo que lees

La lectura, además de proporcionarnos información, nos educa y crea en nosotros hábitos que nos permiten reflexionar, analizar, concentrarnos y distraernos.

1-Prepárate para leer

Es fundamental preguntarse por qué se está leyendo y qué es lo que se espera al realizar esa lectura. Además, es necesario tener claro el momento en que se utilizará la información aprendida.

2-Echa un vistazo de principio a fin al libro

Siempre revisa el libro y presta atención a lo que ofrece. Para eso, observa cómo es, detalla su estructura, si tiene ilustraciones o es solo texto y si hay partes donde se resume la información. Además, fíjate en el tamaño de la letra y tipografía, si se compone de capítulos cortos o largos o cómo son los párrafos.

3-Inicia la lectura

Centra tu atención en la manera en que está escrito: cronológicamente o de forma que debas leer primero una cosa y luego otra. También hay que tomar en cuenta si hay ejemplos en el texto que destaquen lo más importante.

4-Lectura activa y detallada

En este paso, debes centrarte en identificar las ideas principales del texto. Para dar con las ideas básicas, es importante conocer el material. Cuando es informativo, suelen estar al principio, mientras que si es de entretenimiento, es posible que las encuentres al final.

5-Examina todo lo hecho hasta el momento

Llegaste al punto en que te puedes parar a reflexionar y anotar las dificultades con las que te has encontrado durante la lectura.

6- Lectura profunda y selectiva

Ya sabes cómo se estructura el texto y leer ya te resulta mucho más fácil. Sin embargo, es importante que te preguntes, al llegar a este punto, qué necesitas de la lectura y actúes según tus deseos. Ten en cuenta que cuanto más claro esté el propósito y lo que se pretenda extraer de la lectura, más utilidad tendrá.