Lunes 24 de Julio del 2017 - 23:50

Lula no renuncia a ser candidato: “Voy a reivindicar el Partido de los Trabajadores en 2018”

El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula Da Silva denunció este jueves que la condena, sin pruebas, en su contra a nueve años y seis meses de prisión por presuntos actos de corrupción, responde a una persecución política, a la pretensión de acabar con el proyecto político que él representa, además reveló que medios de comunicación se han mantenido en campañas para difamarlo.

A través de Telesur se transmitieron sus declaraciones desde la sede del Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil, donde insistió en que esta acción se trata de una conspiración política y manifestó su indignación por ello: “Ellos no quieren condenarme, solo quieren tratar de destruir una corriente de pensamientos“, dijo.

No obstante, aseveró: “Si alguien piensa que con esa sentencia van a sacarme del juego político, puede estar seguro de que yo continúo en el juego político. Desde ahora voy a reivindicar el Partido de los Trabajadores y voy a darle el derecho de colocarme como candidato para las próximas elecciones presidenciales”.

Da Silva fue condenado este miércoles por el juez federal Sergio Moro, en un proceso con errores fácticos, por la presunta comisión de los delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero. Según la acusación del Ministerio Público Federal, el exmandatario recibió 3,7 millones de reales (más de un millón de dólares) en “propinas” mediante la reforma de un apartamento, cuya propiedad le es atribuida sin que existan pruebas que lo confirmen, y con el pago del almacenamiento de sus bienes, refiere Prensa Latina.

El dirigente político condenó que la justicia tome decisiones políticas sin basarse en la verdad, “la única prueba que existe en este proceso es la de mi inocencia. Por eso, esta situación me indigna y continuaré llevando a todas las instancias que sean necesarias este proceso, para que procesen a las personas que mintieron”, remarcó.

Da Silva observó que es imperativo revisar la situación del país y comenzar por el Poder Ejecutivo que dirige Michel Temer, uno de los promotores del golpe de Estado parlamentario contra Dilma Rousseff, “nosotros queremos es elecciones directas, que las personas salgan a la calle y voten“.

El expresidente advirtió que la actual gestión intenta destruir las conquistas de los trabajadores y la industria nacional, por lo que nuevamente propuso la realización de elecciones directas para sustituir a Temer.

Fuente: Agencia AVN