Sábado 16 de Diciembre del 2017 - 22:39

El gobernador de Jujuy ordenó reprimir a trabajadores municipales que marchaban pacíficamente

Municipales precarizados de Vinalito se movilizaban sobre el puente del Río San Lorenzo cuando fueron atacados por efectivos provinciales y gendarmes. Reclamaban la reincorporación de ocho despedidos, aumentos salariales y mejores condiciones laborales. Diez trabajadores y trabajadoras quedaron detenidos.

El gobernador jujeño Gerardo Morales (Cambiemos), el mismo que desconoce las resoluciones de la ONU y la CIDH que exigen liberar a Milagro Sala, ordenó reprimir este jueves a trabajadores municipales que marchaban pacíficamente por la ruta nacional 34, a la altura del puente San Lorenzo.

“Nos cazaron como a ratas”, dijo Santiago Seiliant, dirigente del Sindicato de Empleados y Obreros Municipales (SEOM), quien detalló que diez trabajadores fueron detenidos de manera arbitraria, entre ellos “cinco compañeras” que quedaron alojadas en la Alcaldía de Mujeres del Ingenio Ledesma.

Todos son empleados de la comuna de Vinalito, ubicada a 55 kilómetros de Libertador General San Martín, que piden la reincorporación de ocho despedidos, aumento salarial –actualmente cobran entre 1.500 y 3.000 pesos mensuales- y mejores condiciones de trabajo.

“Venimos reclamando a Gerardo Morales que cambie la situación de precarización en la Provincia. Tenemos cerca de dos mil compañeros que están cobrando 1.500 pesos en negro, sin obra social ni jubilación, con tareas a destajo de lunes a lunes, sin feriados ni vacaciones, lo cual constituye un hecho criminal”, señaló Seiliant, y explicó que los despidos fueron ejecutados por el comisionado municipal José Acuña, que responde al vicegobernador Carlos Haquim, del Frente Renovador.

El SEOM llamó para mañana a un paro provincial del sector en demanda de la liberación de todos los detenidos y para que el Gobierno atienda los reclamos laborales de los municipales de Jujuy.

La represión sobre el puente San Lorenzo fue la segunda en menos de una semana. Días atrás, la Policía provincial arremetió con balas de goma y gases lacrimógenos en contra de los docentes de CeDEMS, mientras realizaban una asamblea en la sede del gremio por la falta de solución al conflicto paritario.

Fuente: Agencia AgePeBA