Viernes 24 de Noviembre del 2017 - 08:27

Hace 56 años nació Nadia Comaneci, la gimnasta que sabía volar

La rumana deslumbró al mundo con tan sólo 14 años, logrando una hazaña olímpica que la catapultaría por el resto de su vida.

 Nadia Comaneci es una deportista rumana, recordada por la humanidad por ser la primera y única gimnasta en la historia en haber obtenido un “diez perfecto”, es decir, haber obtenido sólo calificaciones diez en una competencia olímpica de gimnasia artística. Y sólo tenía 14 años.

La atleta, cosechó además decenas de preseas en otras competiciones del mundo, además de varios records y reconocimientos mundiales, como la de “héroe del trabajo socialista” por la Rumania comunista o “la mejor atleta del siglo XX”, según el reconocido medio Mundo Deportivo. Sus hazañas son, hoy, ejemplo de disciplina y talento.

Nadia nació hace 55 años en Onesti, Rumania. En 1970, cuando tenía sólo nueve años, comenzó a competir a nivel nacional. A los 13 años, ganó tres medallas de oro en el Campeonato Europeo de Gimnasia, en Noruega. Un año después, con sólo 14 años, su prolijidad y fragilidad hicieron que todos los jueces le dieran la decena en las Olimpiadas de Montreal, Canadá, en 1976.

Luego de terminar su recordada rutina en las barras, la adolescente aguardó su puntaje. Los jueces evaluadores debieron cambiar las reglas para calificarla, ya que no existía el número 10 en el tablero. El máximo era 9.95. Por eso en la pantalla apareció un 1.00, que debieron explicar que, en realidad, era un 10.

Hoy, sigue ligada al deporte como miembro de asociaciones y federaciones. Además de ser columnista deportiva y haber fundado una institución benéfica.

 ALGUNAS DE SUS FRASES 

01. Si yo trabajo en un determinado movimiento constantemente, al final no parecerá arriesgado para mí. La idea es que el movimiento parezca peligroso a mis oponentes, pero no para mí. El trabajo arduo lo ha hecho fácil.

02. Pienso que debes rodearte de gente que está haciendo cosas productivas y positivas con su vida.

03. No huyo de un reto porque tenga miedo. Al contrario, corro hacia el reto porque la única forma de escapar al miedo es arrollarlo con tus pies.

04. La perfección no es algo permanente, solo un instante.

Fuente: Telesurtv