Miercoles 18 de Julio del 2018 - 05:30

Falleció José Antonio Abreu, fundador del Sistema de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela

“El arte ha dejado de ser un monopolio de élites en América Latina y se ha transformado en un derecho social, de todo el pueblo”, afirmó una vez el maestro José Antonio Abreu, quien hace 43 años impulsó una iniciativa cultural y social que se cristalizó en el Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, o como se le conoce en pocas palabras como El Sistema.

Abreu falleció este sábado a los 79 años y ante ese suceso se han levantado numerosas expresiones de condolencias y de reconocimiento al esfuerzo de este artista, cuya mayor creación se basó en brindar educación musical a más de 900 mil niños y jóvenes en todo el país.

El Sistema incorpora a niños, niñas y jóvenes de todas las clases sociales. El 66% proviene de hogares de escasos recursos económicos, o que vive en condiciones adversas,por lo que se ha convertido en un modelo de inclusión de todos los sectores y estratos de la población venezolana.

Este modelo pedagógico musical ha inspirado a muchas naciones en el mundo, como la creación de la Fundación Sistema de Orquestas Infantiles y Juveniles de Argentina; Sinfonía por el Perú; Fundación Orquesta Juvenil e Infantil de Chile; Fundación Sistema de Orquestas Juveniles e Infantiles del Uruguay; NEC New England Conservatory (Reino Unido) y el Washington Heights Music Proyect (Estados Unidos).

“El sistema nacional de orquestas preescolares, infantiles y juveniles está contribuyendo en gran medida a construir, en el espacio público, una imagen del músico venezolano exitosa, una carrera profesional como posibilidad, con estatus y reconocimiento social; un modelo y oportunidad a seguir para las juventudes venezolanas. Se están creando, así mismo, nuevos significados relacionados con la cultura del mérito, el esfuerzo, la constancia y la disciplina, como dignos caminos que conducen hacia una Venezuela mejor”, expresó el maestro el 7 de diciembre de 2001, cuando recibió el Premio Nobel Alternativo.

Inicios de su formación musical

Abreu nació en Valera, estado Trujillo, el 7 de mayo de 1939. Inició sus estudios de música a los nueve años con la pianista Doralisa de Medina, en la ciudad de Barquisimeto, estado Lara.

Fue discípulo de importantes músicos venezolanos, como Vicente Emilio Sojo, con quien estudió composición; Moisés Moleiro, que fue su profesor de piano, y Evencio Castellanos, quien le dio clases de órgano y clavecín.

En la Escuela Superior de Música José Ángel Lamas de Caracas, obtuvo los títulos de profesor ejecutante y maestro compositor en 1964.

Más tarde realizó estudios de dirección orquestal con el maestro Gonzalo Castellanos Yumar y se convirtió en director invitado de la Orquesta Sinfónica Venezuela, Sinfónica Juvenil de Venezuela y la Sinfónica de la Juventud Venezolana Simón Bolívar.

Abreu escribió algunas obras musicales, como La cantata sinfónica Veni Mulier de Samaria (Premio Nacional de Composición, 1966); Oratorio sobre textos del Apocalipsis, Tríptico para once instrumentos y Quinteto de Vientos.

Entre las muchísimas distinciones que recibió por su trabajo creador, fue reconocido con el Doctorado Honoris Causa en la Universidad de Harvard Universidad de Cleveland (Estados Unidos), así como Doctorado Honorario en Ciencias Sociales y Humanas de la Universidad de Lille, Francia.

También fue merecedor del Premio Europeo Trebbia, Premio Cáritas in Veritate, Premio Iberoamericano de Música Cortes de Cádiz; Orden al Mérito de Duarte, Sánchez y Mella en el Grado de Caballero; Premio Especial Echo Klassik al Compromiso Social otorgado por la Academia de Fonografía de Alemania; Cruz de Honor Austríaca para las Ciencias y las Artes en su Primera Clase y Comandante de la Orden del León de Finlandia.

Fuente: Agencia AVN