Lunes 15 de Octubre del 2018 - 07:11

Nadal y Thiem jugarán la gran final de Roland Garros

Nadal disputará el domingo su final número once sobre la arcilla de París, habiendo ganado en las diez anteriores, tras derrotar a Juan Martín del Potro en una semifinal más cómoda de lo esperado (6-4, 6-1 y 6-2). En el duelo decisivo le espera Dominic Thiem, cuyo juego está deslumbrando en la capital francesa y convertido en el único tenista capaz de derrotar al balear sobre tierra este año. 

Se definieron los finalistas de Roland Garros. Rafael Nadal, el Nº1 del mundo, dueño de 10 títulos en la arcilla de París y defensor del título, le ganó sin problemas a Juan Martín del Potro (6º), que ya se aseguró escalar al 4º puesto. A primera hora, Dominic Thiem (8º) hizo lo propio con el sorpresivo Marco Cecchinato (72º), también en tres sets, para meterse en su primera definición de uno de los cuatro grandes torneos.

La segunda semifinal era la más interesante y esperada, aunque se resolvió mucho más rápido de lo imaginado por la mayoría. La clave de Nadal fue haber sacado adelante el primer set, en el que Del Potro dispuso de seis chances de quiebre, con tres en dos games distintos. Entre la solidez del español y cierta falta de oportunismo del argentino, el líder del ranking ATP logró sobreponerse y finalmente ganó por 6-4, 6-1 y 6-2.

En el 15º partido entre ambos, el zurdo de Manacor dejó el historial favorable por 10-5 y así ganó sus 11 semifinales en el Abierto de Francia. Sin dudas, sensacional. El español se instaló en su final Nº115 como profesional y 24ª en los Grand Slam y jugará el domingo su undécima definición en este tradicional campeonato, donde ostenta el récord histórico de haber ganado las 10 que disputó.

Con su habitual regularidad, con potencia y buscando abrir a Del Potro sobre su revés para que el tandilense no lo castigara con la fuerza de su temible derecha, Nadal se recuperó en el primer capítulo y de allí en adelante no le dio más chances a su adversario. Así, el argentino perdió su segunda semi en París, ya que en la anterior cedió en 2009 a manos del suizo Roger Federer, luego campeón.

De esta manera, Nadal maniató a Del Potro, que se vio casi desconocido en los dos sets siguientes. El español se abrió camino a las 24 finales en los Majors, a seis del récord de Federer. Y con la 11ª en Roland Garros igualó la marca tope del suizo, con 11 en Wimbledon, siendo ahora los hombres con más definiciones en un mismo Grand Slam.

Fue un gran torneo para Del Potro, que empezó el año detrás del Top 10 mundial y el lunes próximo saltará del 6º al 4º lugar. En tanto, Nadal sigue con la obligación de tener que retener el título para no ser desplazado otra vez por Federer como Nº1 del ranking ATP. Hasta ahora el español sumó seis triunfos en fila y le falta el último, contra Thiem, quien es precisamente el jugador que le provocó sus dos últimas derrotas sobre arcilla.

En la primera semifinal, Thiem, Nº8 del mundo, se deshizo con esfuerzo en los dos primeros parciales ante la gran sensación del torneo. Cecchinato (72º), verdugo del serbio Novak Djokovic, el belga David Goffin y el español Pablo Carreño Busta, no pudo ante el gran nivel del austríaco. Fue triunfo del hombre que jugó su tercera semi en Grand Slam, y fue seguida en París, por 7-5, 7-6 (10) y 6-1, marcando la lógica.

Así, Thiem le mostró sus credenciales a Cecchinato, el primero italiano en semis de un supertorneo desde 1976. El austríaco se abrió camino a su 17ª final en singles y se quitó la espina de hacerlo en un Major. Claro que sabe que ahora se le viene el mayor de los desafíos, el de tratar de ganarle nada menos que a Nadal, el rey histórico del clay y del Abierto de Francia. Tiene grandes antecedentes, pero habrá que ver cómo responde al mejor de cinco sets. Por ahora, ambos disfrutan y aguardan por una finalísima.