Domingo 18 de Noviembre del 2018 - 10:13

Mujeres en el arte: Raquel Forner

Breve reseña de una obra de Raquel Forner en momentos de luchas feministas históricas. Una reflexión sobre la estética y la profunda sensibilidad de la artista que permite soñar que, aún en el contexto patriarcal más extremo, es posible construir una historia del arte con mirada de mujer.

Por Gabriela Canteros

La artista argentina Raquel Forner, nacida a principios del siglo XX, ya presagiaba en su obra la presencia y el protagonismo que la mujer tiene en estos tiempos; quizás este sea el momento apropiado para volver a verla, o conocerla, para quienes no se percataron de su obra y producción. Mujeres del mundo (la obra que ilustra esta nota) está exhibida en la Fundación Forner-Bigatti, ubicada en Bethlem 443, CABA.

En esta pintura Forner representa a la mujer como la protagonista sustancial de las escenas tanto bélicas como festivas.

Las mujeres son el gran tema de Raquel, como una indagación en sí misma y sobre el género al que pertenece, como una crítica al mundo en general, desde su subjetividad hacia el contexto histórico donde desarrolla su obra.

El cuerpo monumental de los personajes, herencia de su formación muralista, confiere grandeza a cada figura humana, en contraste con la expresión doliente de los rostros que denota la opresión y desolación en la que está sumida la humanidad en los períodos de entreguerras del siglo XX. Aunque en la escena la mujer es la gran víctima, permanece de pie; la muerte acecha a los personajes en todos sus aspectos, en forma de guerra, violencia, ruinas y aridez.

La capacidad de Forner para mostrar el drama humano y el sufrimiento hace que su obra sea atemporal y valiosa para recuperar en el contexto actual donde se ejerce tanta violencia sobre la mujer y cobra protagonismo el colectivo feminista que permanece en pie, dando batalla.

En las pinturas de este periodo la artista acusa la violencia del hombre contra el hombre y se ven figuras desgarradoras que sufren ante un mundo devastado, todo está destruido. Por ello, retomar su obra en este momento de luchas históricas nos permite reflexionar desde el arte, la estética y desde la profunda sensibilidad de la artista. También nos permite soñar que, aún en el contexto patriarcal más extremo, es posible construir una historia del arte con mirada de mujer.

Fuente: APU