Viernes 21 de Septiembre del 2018 - 14:26

Bacterias que intoxican el agua

Unas algas microscópicas, conocidas como cianobacterias, son capaces de producir diversos tipos de toxinas que dificultan la provisión de agua potable. Hay situaciones en que la concentración de cianotoxinas en el agua de consumo supera los umbrales permitidos por la Organización Mundial de la Salud. En esos casos es necesario interrumpir el suministro e informar al público sobre el potencial riesgo sanitario.

“Eran las tres de la mañana cuando recibí el mensaje en el teléfono celular. Enseguida, también lo recibí en el email. Era la noche del viernes y todavía estaba despierto a esa hora. Hacía mucho calor. Al principio no presté mucha atención al comunicado oficial, pero enseguida todo cambió. En plena madrugada, la gente corrió a los supermercados –que están abiertos toda la noche– y vació de las góndolas toda el agua mineral. Para las nueve de la mañana no quedó ni una botella en un radio de 200 kilómetros a la redonda. Se sentía pánico en el aire”, cuenta el doctor John Ranjeet, investigador del Departamento de Ciencias Ambientales de la Universidad de Toledo, en Ohio, Estados Unidos. En esa ciudad, durante el verano del 2014, unas 500 mil personas perdieron el acceso al agua potable durante dos días debido a una floración de algas tóxicas: la cianobacteria Microcystis aeruginosa.

La planta de potabilización de la ciudad no había logrado remover la toxina del agua de red, que triplicaba el límite permitido por la Organización Mundial de la Salud (OMS): un miligramo por litro para microcistina, la toxina que produce esa bacteria. El comunicado recomendaba: “No tomar agua. No hervir el agua. No dar agua a las mascotas”. La población de 280.000 personas –un equivalente a casi cinco canchas de River Plate llenas a tope– debió calmar su sed, lavar los platos e higienizarse con agua mineral. Rápidamente, las palabras Microcystis y microcistina (bacteria y toxina, respectivamente) fueron las más consultadas en Google. Y Toledo se dio a conocer al mundo como la “ciudad del vaso vacío”. Luego de dos largos días, se reinició el suministro de agua de red, ya que se logró disminuir la concentración de microcistina por debajo de los umbrales máximos permitidos.

Algas microscópicas

Las cianobacterias son bacterias capaces de hacer fotosíntesis de la misma manera que lo hacen las algas y plantas superiores. Se debería contar con un ojo capaz de magnificar 200 veces los objetos para poder ver estas pequeñas algas sin usar un microscopio. Sin embargo, cuando crecen en forma masiva se hacen visibles pues el agua se torna más verde debido al pigmento responsable de la fotosíntesis. En estas situaciones, sus efectos sobre el ambiente, el agua de consumo y el agua de uso recreativo pueden ser enormes. Esto se debe a que las cianobacterias pueden sintetizar toxinas naturales, llamadas cianotoxinas, que varían mucho en su estructura química –alcaloides, péptidos cíclicos, terpenos– y peso molecular, según explica el doctor Sylvain Merel, del departamento de Química e Ingeniería Ambiental de la Universidad de Arizona en Estados Unidos, en la revista Environmental International.

Intoxicación por cianotoxinas

Las distintas cianotoxinas tienen diferentes efectos sobre la salud, que pueden ser a corto o a largo plazo (ver recuadro). Las intoxicaciones asociadas a crecimientos masivos de cianobacterias incluyen, en algunos casos, historias trágicas. Por ejemplo, en la ciudad de Caruaru, Estado de Pernambuco, ubicada en el noreste de Brasil, hace veinte años, una floración de cianobacterias causó la muerte de setenta y seis pacientes que realizaban diálisis en un centro de salud. Estos pacientes recibieron hemodiálisis con agua proveniente de un embalse que contenía una floración de la cianobacteria Cylindrospermopsis. Otro caso dramático ocurrió en Australia, en la década del setenta, cuando el uso de un alguicida para terminar con una floración de cianobacterias resultó en la intoxicación de más de 100 niños.

Los eventos en que las cianotoxinas afectan el agua de consumo son poco frecuentes, pero, cuando ocurren, tienen el potencial de provocar un gran impacto sobre la salud, y afectan a un gran número de personas. Por el contrario, la exposición recreativa a cianotoxinas es más frecuente, pero el número de personas afectadas es menor, explica la doctora Roslyn Wood, de la Universidad de Western Australia, en la revista Environmental International, que revisó los casos de salud reportados en el mundo, vinculados con la exposición a cianotoxinas.

Potabilización del agua

Las plantas de potabilización tienen la difícil tarea de proteger a sus consumidores de la exposición a las cianotoxinas. Esto constituye un gran desafío debido al incremento en la frecuencia, magnitud y duración de floraciones tóxicas en los ríos o embalses de donde se toma el agua.

500 Internal Server Error

Internal Server Error

The server encountered an internal error or misconfiguration and was unable to complete your request.

Please contact the server administrator at webmaster@plazademayo.info to inform them of the time this error occurred, and the actions you performed just before this error.

More information about this error may be available in the server error log.