Domingo 19 de Agosto del 2018 - 16:31

Assange es ecuatoriano y su Gobierno no lo hace valer, denuncia experto

Para el abogado constitucionalista los medios de comunicación ocultan los logros de los Gobiernos de izquierda, por motivos tanto económicos como políticos.

Desde el momento en que el fundador del portal de filtraciones WikiLeaks, Julian Assange, obtuvo la ciudadanía ecuatoriana, pasó a tener unos derechos que ahora son violentados, sostuvo el ex defensor del Pueblo de Ecuador, Ramiro Rivadeneira Silva.

“El tratamiento que debe tener es de un nacional”, enfatizó el especialista en Derechos Humanos (DD.HH.) en el programa EnClave Política, transmitido por teleSUR.

Esta semana el presidente ecuatoriano Lenín Moreno declaró que el periodista australiano puede abandonar la embajada de Ecuador en Londres “cuando quiera”.

Moreno afirmó que su Ejecutivo busca un acuerdo que permita solicitar a Assange —quien es perseguido por la filtración de documentos secretos de Estados Unidos (EE.UU.)—, salir de la embajada e ir a juicio.

“Si llegamos a un acuerdo de ese tipo estamos encantados de solicitarle al señor Assange que abandone la embajada y se someta a un juicio que le corresponde”, apuntó en entrevista a la la cadena NTN24.

Ante esto, el también abogado constitucionalista manifestó: “Es necesario absolutamente respetar lo que es el asilo”.

“Empobrecen la democracia”

“Con un montaje de cuestionamientos a Gobiernos progresistas, pasa que se desmonta la institucionalidad y se empobrece la democracia”, aseveró Rivadeneira Silva.

En su análisis destacó que los medios de comunicación ocultan los hechos para no mostrar los avances logrados en los países de la región donde gobierna la izquierda.

“Si un Gobierno de derecha tuviese el éxito que está teniendo Evo Morales en Bolivia estaría todos los días en primera plana (…) si un Gobierno de izquierda tuviese teniendo el fracaso que está teniendo (Mauricio) Macri en Argentina estaría empapelado siempre en los medios de comunicación”, dijo.

En su opinión, el “ocultamiento de los hechos” no solo es por un tema político sino económico, en favor de las transnacionales que tienen tanto poderío en el mundo.

Fuente: Telesur