Martes 16 de Octubre del 2018 - 16:16

Condenaron a prisión perpetua a un hombre por apuñalar y matar a dos jóvenes en la Plaza Irala

Así lo resolvió el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional N° 22. El hecho ocurrió en octubre de 2016, en el barrio de La Boca.

El Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional N°22 condenó a prisión perpetua a Mariano Alejandro Bonetto, acusado de apuñalar y matar a dos jóvenes en la Plaza Irala del barrio porteño de La Boca, en octubre de 2016. En el debate oral y público intervino la Fiscalía General N° 22 ante los Tribunales Orales Criminales y Correccionales, representada por el fiscal Marcelo Martínez Burgos y la auxiliar fiscal Gabriela Ferreiro. Además, colaboró la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM).

Así, los jueces consideraron que el imputado debía ser condenado por los delitos de “homicidio agravado por alevosía” en dos oportunidades y por la tentativa de homicidio contra un joven que también estaba en el lugar.

En su alegato, la Fiscalía había solicitado una condena de 30 años de prisión en orden al delito de “homicidio simple” debido a que así estaba calificado el hecho en el requerimiento de elevación a juicio efectuado por la fiscal Susana Calleja –a cargo de la Fiscalía de Distrito del Barrio de La Boca- aunque en su exposición los representantes del Ministerio Público Fiscal consideraron que el hecho fue cometido con alevosía.

El 11 de octubre de 2016 cerca de las 16 horas, Nuria Belén Couto estaba con un amigo en la Plaza Irala, en el barrio de La Boca. En ese momento, se les acercó Bonetto, quien se sentó junto a ellos y comenzó a hablarles. De repente, se abalanzó sobre la joven de 18 años y la apuñaló diecisiete veces con una navaja. El chico que la acompañaba comenzó a pedir ayuda, lo que generó que el hombre intentara atacarlo a él también. Mientras lo perseguía, Bonetto tomó por la espalda a Natalia Grebenshchikova, una adolescente de 15 años y la apuñaló en cuatro oportunidades.

La secuencia fue observada por muchas personas que asistieron a las víctimas y llamaron al SAME mientras otros intentaban reducir al acusado, que terminó con una lesión en su cabeza. Los tres heridos fueron derivados al Hospital Cosme Argerich, donde Nuria murió el 5 de noviembre de ese año, mientras que Natalia falleció el 24 de ese mes.

Durante el alegato, la fiscalía hizo hincapié en Bonetto comprendía lo que hacía al momento de los ataques. Cabe destacar que durante la etapa de investigación, el hombre había sido declarado inimputable, pero tal decisión fue revisada por la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional.

Fuente: Fiscales