Miercoles 21 de Noviembre del 2018 - 11:38

La mitad de habitantes de CABA y GBA redujeron en un 50 por ciento sus consumos de alimentos

La devaluación del peso tuvo un marcado efecto sobre los precios, especialmente en alimentos, medicamentos y tarifas. El Centro de Economía Política Argentina (CEPA) y el Instituto Proyección Ciudadana realizaron una encuesta durante el mes de septiembre, en el área metropolitana (CABA y GBA) donde se consultó por los cambios recientes en los hábitos de consumo.

El estudio de campo que realizó CEPA, entre el 3 y el 28 de septiembre, indaga sobre la evolución reciente del consumo en el Área Metropolitana (CABA y AMBA), según consigna el sitio bonaerense InfoGEI.

El titular del CEPA es Hernán Letcher, contador público por la UBA Magíster en Economía Política por la FLACSO. En concejal de San Martín por Unidad Ciudadana.

A cada uno de los encuestados se les preguntó si disminuyeron, mantuvieron o aumentaron el consumo de lácteos, carnes, frutas y verduras, gaseosas, jugo y soda, salidas recreativas, combustible y medicamentos.

Los resultados arrojan que el 34% de los participantes de la encuesta disminuyeron el consumo de lácteos, el 54% el de carnes, 63% frutas y verduras, 44% gaseosas, jugos y soda, 69% salidas y esparcimiento, 39% combustible y 23% medicamentos.

En el otro extremo, solamente el 4% de los encuestados incrementó el consumo de lácteos, 5% de carnes, 1% de frutas y verduras, 1% gaseosas, jugos y soda, 1% salidas, 2% combustible y 2% medicamentos.

Si observamos los rubros donde mayor porcentaje de encuestados disminuyó el consumo, el más afectado ha sido recreación (69%), seguido por el consumo de frutas y verduras en el orden del 63%. Incluso, el rubro menos afectado en su cauda en el nivel de consumo fue medicamentos, y sin embargo la reducción se ubica en el 23%.

Al analizar los rubros que según los encuestados aumentaron su nivel de consumo, las carnes son el producto que lidera la encuesta, aunque con un incremento de solo 5%. En efecto, el resto de los rubros que mostraron aumentos no superaron ese guarismo.

Considerando la evolución de los consumos por nivel socioeconómico, se observa un comportamiento diferencial.

En rubros de alimentos (lácteos, carne, frutas y verduras) y medicamentos, son los sectores socioeconómicos bajos y medios los que tuvieron más encuestados que disminuyeron su consumo.

En gaseosas, jugos y sodas, todos los sectores socioeconómicos disminuyeron su consumo en una proporción similar. Y en el rubro recreación, el sector socioeconómico alto fue el más afectado. Finalmente, en combustible el sector socioeconómico medio fue el que mayor ajuste realizó.

Con relación a la zona donde viven los encuestados, la tendencia es similar, aunque las diferencias son más marcadas en algunos rubros en GBA (zona norte, sur y oeste) que en CABA. La excepción es el rubro recreación donde en la Ciudad de Buenos Aires se percibe el mayor porcentaje de personas que disminuyeron el consumo.

Fuente: AgePeBA