Sección | Info. Global

Info. Global

Las posiciones de América Latina en la Asamblea General de la ONU

En Nueva York, los mandatarios del continente plantearon su posición y enfrentaron a las potencias. Brasil criticó al espionaje estadounidense y Venezuela denunció trabas del país del norte para el arribo de Maduro y sus representantes a la Asamblea.

La sesión plenaria de la Asamblea General de Naciones Unidas comenzó ayer y con el correr de las horas varios de los presidentes latinoamericanos expresaron sus principales quejas ante el resto de los referentes de los países presentes.

En la apertura de las exposiciones, la presidenta de Brasil Dilma Rousseff, reiteró el malestar por el espionaje estadounidense hacia su país.

Según consideró, los hechos revelados por Edward Snowden, ex empleado de la Agencia Nacional de Seguridad, representan una violación de los derechos humanos y una falta de respeto a la soberanía nacional.

Además, Rousseff también planteó la necesidad de una reforma a los organismos internacionales, que brinde más peso a los países emergentes.

La mandataria consideró que habrá “una derrota colectiva” si no se producen los cambios para 2015. “El organismo mantiene una limitada representación que no sirve para afrontar los retos del siglo XXI, como la guerra en Siria o el conflicto palestino-israelí”, explicó.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, denunció que EE.UU. negó el paso por el espacio aéreo de Puerto Rico al avión en el que tenía previsto viajar a China en una visita oficial.

Además, explicó que la misión permanente venezolana ante la ONU sufrió trabas en su visita, y publicó un comunicado asegurando que el gobierno negó la visa de entrada a varios miembros de la delegación que participan en la Asamblea General.

Por otro lado, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos centró su intervención en el proceso de paz con la guerrilla de las FARC.

“Es hora de las decisiones”, dijo, y agregó: “Si salimos con las manos vacías, condenaremos a nuestro país a muchos años de sangre y dolor”.

Además, agradeció el apoyo internacional al proceso de paz y dijo que la guerra contra el narcotráfico todavía no se ganó.

La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, destacó las diferencias con Nicaragua y dijo que su país cree en todas las dimensiones del derecho internacional y las practica.

Al contrario, señaló el “irrespeto absoluto del gobierno de Nicaragua a las normas más elementales de la conducta y convivencia entre los Estados”, y acusó al gobierno de aquel país por “las amenazas para reclamar como propia una provincia de Costa Rica”.

Por último, el mandatario de Uruguay, José Mujica, reivindicó la búsqueda de “acuerdos mundiales” que defiendan la vida y combatan la pobreza, y llamó a terminar con la “vida de derroche y despilfarro”. “Es posible un mundo con una humanidad mejor, pero tal vez hoy la primera tarea sea salvar la vida”, dijo Mujica en un discurso que se extendió por casi 45 minutos.

“Soy del sur y cargo inequívocamente con los millones de compatriotas pobres en las ciudades, en los páramos, en las sierras, en las pampas, en los socavones de la América latina”, señaló. Y agregó que cargaba también con “la vigilancia electrónica que no hace otra cosa que sembrar desconfianza” y con “el deber de luchar por una patria para todos y para que Colombia pueda encontrar el camino de la paz”.

Fuente: Infonews

Compartí las Noticias

Deja un comentario


Archivo Digital

Suscribirse a nuestro Boletín

Para suscribirse a nuestro boletín sólo tiene que añadir su correo electrónico. Recibirá un correo de confirmación.